Importancia del mantenimiento de la higiene bucal en la salud general de los animales de compañía

La salud de las mascotas es un aspecto que preocupa a todos los propietarios. El control de parásitos internos y externos, vacunas, problemas de piel o trastornos traumatológicos son, en general, aspectos frecuentemente consultados en la clínica diaria. Sin embargo… ¿que sabemos acerca de la salud bucal?

Muchos propietarios de animales de compañía, especialmente perros de porte pequeño, consultan por sarro y halitosis (término que se refiere al “mal aliento”) como un problema estético o que genera cierta incomodidad al momento de relacionarse con su mascota. Sin embargo, el problema es mucho más profundo aún, ya que dichos signos pueden ser aspectos iniciales de una enfermedad periodontal severa, infecciosa y crónica, que evolucionará, sin tratamiento, a la pérdida de piezas dentales y, en animales inmunosuprimidos, a la generalización, pudiendo manifestarse neumonía, alteraciones hepáticas, renales y/o cardíacas, entre otras, a causa de la infección oral.

Los perros de razas toy (caniches, yorkshire terrier, chihuahuas, etc.) son especialmente susceptibles a padecer enfermedad periodontal desde edades muy tempranas. Sumado a esto, la administración de alimentos de tamaño pequeño o comida blanda aumenta la predisposición al acumulo de placa bacteriana sobre la superficie dental y posterior calcificación de la misma, con la consecuente aparición de “piedras de cálculo” de color marrón o negro, responsables del mal aliento.

La prevención o “profilaxis dental” es la mejor herramienta que tiene el propietario para cuidar la salud bucodental de su mascota. El cepillado diario desde cachorro (con dedales con cerdas especialmente diseñados para tal fin, o cepillos dentales  adaptados) es efectivo para prevenir o retrasar los signos asociados con enfermedad periodontal. El uso de snacks dentales, juguetes que estimulen la masticación y alimentos balanceados de croquetas grandes favorecen la autolimpieza e impiden el depósito temprano de cálculo dental. El control periódico a cargo de un veterinario especialista es fundamental para detectar alteraciones en una etapa inicial, e instaurar una terapéutica adecuada, que puede incluir desde la prescripción de antibióticos hasta la realización de limpiezas y extracciones dentales quirúrgicas con el uso de anestesia general.

La salud oral es sinónimo de salud y bienestar general, y merece la misma atención y cuidado que cualquier otra afección. La prevención es la mejor arma para mantener la boca en condiciones saludables y mejorar la calidad de vida de las mascotas y, consecuentemente, de sus propietarios.

Colaboración de la Dra. Daniela M. Saccomanno,  especialista en odontología y Miembro del Servicio de Odontología y Cirugía Máxilo – Facial de la Facultad de Ciencias Veterinarias (UBA).