RECOMENDACIÓNES PARA LA CORRECTA CRIANZA Y EDUCACIÓN DE UN CACHORRO

La Dra. Marina Snitcofsky, veterinaria y doctora en Cs. Veterinarias por la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA; y actual embajadora profesional de Mars – Waltham; comparte las siguientes pautas generales que resumen las recomendaciones para una adecuada educación de un cachorro, buscando prevenir problemas de comportamiento futuros.

1) HÁBITOS DE ALIMENTACIÓN

  • Lugar: Periférico respecto a los propietarios, y alejado del sitio de eliminación.
  • Momento: Siempre después de los propietarios, nunca de la mesa.
  • Frecuencia: Hasta los 4 meses: 4 raciones diarias. Entre 4 y 6-8 meses: 3 raciones diarias. A partir de los 6-8 meses: 2 raciones diarias.
  • Modo: Dejarlo comiendo solo (sin acompañarlo o presenciar su ingesta), durante no más de 15 minutos, y luego retirar el comedero (aunque no haya terminado la ración).
  • Extras y Premios: Nunca mientras los dueños comen o cocinan. Colocarlos en su comedero o utilizarlos para premiarlo cuando realiza una acción correcta.

2) HÁBITOS DE EVACUACIÓN DE EXCRETAS

  • Lugar: Periférico y siempre accesible (exterior, lavadero, etc) o durante los paseos.
  • Sustrato: Papel de diario o absorbente, trapos, paños absorbentes, etc.
  • Momento: Llevarlo al sitio permitido al despertar, después de comer, después de jugar, antes de irse a dormir, y toda vez que se detecten actitudes o posturas pre-evacuatorias.
  • Técnica: Felicitarlo y premiarlo si evacúa en el lugar permitido (en el momento). Regaño verbal si lo ven evacuando en lugar inadecuado (en el momento). No regañarlo si se encuentran de manera asincrónica excretas fuera de lugar, y limpiarlas en su ausencia (el cachorro no debe presenciar las maniobras de limpieza).

3) DESCANSO Y SUEÑO

  • Lugar: Periférico (no el mismo lugar que los propietarios) pero cómodo y resguardado.
  • Sustrato: Mullido y cálido.
  • Momento: Durante el día también necesita dormir: no molestarlo mientras descansa.

4) JUEGO (estímulo ambiental, enriquecimiento del entorno)

  • Elementos: Apropiados para la especie y edad, no utilizar objetos del propietario como juguetes. Rotarlos, que tenga uno o dos por vez.
  • Momento: Los propietarios inician y terminan el juego.
  • Frecuencia: Varias sesiones de juego diarias, de algunos minutos.
  • Modo: Arrojar el juguete, llamarlo para que lo traiga, estimularlo y premiarlo para que lo entregue. Nunca forcejear o tironear.
  • Premios: Premiarlo y felicitarlo cuando trae y entrega el juguete.

5) SOCIALIZACIÓN (contacto homo y heteroespecífico)

  • Momento: Imprescindible entre las 3 y las 12 semanas de edad, pero necesario durante toda la vida.
  • Modo: Presentarlo con la mayor diversidad de seres posible (personas de distintas edades y sexos, otros perros, gatos, aves, reptiles, etc.), siempre en situaciones controladas y supervisadas.

 6) PASEOS

  • Lugar: Según estado inmunitario: vereda, plazas, parques, etc.
  • Momento: Para que evacúe afuera: al despertar, después de comer, después de jugar y antes de irse a dormir.
  • Frecuencia: (Según tamaño y raza) Hasta los 6 meses: desde 4 paseos diarios. Entre los 6 y 18 meses: desde 3 paseos diarios. A partir de los 18 meses: desde 2 paseos diarios.
  • Modo: Siempre controlado con correa y collar o pretal. Para evitar el «tironeo»: llevar la correa corta, mantener el paso. Puede utilizarse un collar de cabeza o un arnés especial.

7) HABITUACIÓN (Acostumbramiento a todo tipo de estímulos)

  • Lugar: Llevarlo a la mayor cantidad de sitios posibles (distintas viviendas, exteriores, automóvil, etc).
  • Momento: Especialmente entre las 3 y las 12 semanas de edad. De día y de noche, con y sin lluvia, con y sin viento, etc.
  • Frecuencia: Tantas veces como sea posible.
  • Modo: Si muestra miedo, no reforzarlo, no “apañarlo” o consolarlo. Premiarlo y felicitarlo si se muestra tranquilo.

7) ADIESTRAMIENTO DOMÉSTICO BÁSICO (de obediencia)

  • Lugar: Dentro y fuera de la casa.
  • Momento: El cachorro es capaz de aprender a través del aprendizaje asociativo desde aproximadamente los 2 meses de edad.
  • Frecuencia: Varias veces por día, en sesiones de algunos minutos.
  • Modo: Para enseñarle un comando, repetir siempre la misma palabra mientras se lo induce (sin forzarlo) a realizar una acción (por ej. sentarse). Cuando la realiza: felicitarlo con palabras y caricias, y premiarlo con un bocado o juguete. El premio debe recibirlo en el momento.
  • Regaño: Para evitar que realice algo inadecuado: reto o regaño verbal (nunca castigo físico), una sola palabra (“No”, sin usar el nombre), exclusivamente si se lo encuentra en el momento en que realiza la conducta castigada. Utilizar on voz firme y gruesa, sin gritar, acompañado de gestos y actitudes de enojo o disgusto.

Dra. Marina Snitcofsky
Diplomada en Etología por el CLEVe.
Especialista en Etología por el CPMV.
Magíster en Psiconeuroinmunoendocrinologia por la Univ. Favaloro.
Magíster en Ciencia y Bienestar de Animales de Laboratorio por la Univ. Autónoma de Barcelona.
Mail: Info@marinasnitcofsky.com.ar
Web: www.marinasnitcofsky.com.ar